El Método Avión

Estás a punto de comenzar un viaje que tiene como destino final la libertad financiera y el éxito personal.

Así que, abróchate el cinturón y acomódate en tu asiento porque el trayecto va a ser, cuanto menos, apasionante.

El Método Avión es un manual indispensable para todas aquellas personas que quieran emprender y tener una vida de prosperidad económica, siguiendo los certeros pasos de unos emigrantes gallegos que cruzaron el atlántico para regresar a su tierra convertidos en grandes empresarios.

El Método avión es un libro 100% benéfico que demuestra que el dinero es una consecuencia de hacer las cosas bien, de modelar lo que ya funciona y de ayudar a otros en el camino. Nos enseña la importancia de ser constantes, de amigarse con las adversidades y de dar, antes de nada, para después poder recibir.

Este libro nos habla de hombres sencillos, que vivían en la precariedad de un pequeño pueblo de Orense, sin estudios y en una época en la que no existía internet, las redes sociales o facilidad de transporte.

Sin embargo, tenían lo más importante: grandes sueños, ganas de prosperar, objetivos claros, compañerismo, vehemencia, humildad y algo clave: nadie a su alrededor que les pusiese límites, les dijese que no se podía o les insuflase miedo.

A través de trece escalas, el autor nos muestra, de forma amena y divertida, las lecciones que aprendió de su padre, un español humilde que emigró a México donde se convirtió en un emprendedor de éxito capaz de amasar por medios sencillos una inmensa fortuna.

Estamos sin duda, ante un manual repleto de energía, actitud y pasión, con el que construir una realidad más bonita, cambiar mentalidades y ayudar quienes de la nada, aspiran a emprender y mejorar su vida y la de los demás.

El autor

Alberto Dacasa

Alberto Dacasa es un empresario hecho a sí mismo. Un trabajador apasionado, ambicioso, detallista y generoso, que desde muy pequeño soñó con ser próspero, y gozar de una libertad financiera con la que poder ayudar a los demás y cambiar el mundo.

Heredó la vena empresarial de su padre, gran maestro, ídolo, mentor, socio, cómplice, confidente y aún hoy mejor amigo al que consulta cada paso que da.

De su madre, una mujer increíble a la que adora, aprendió el valor de la paciencia, lealtad, bondad y mirada compasiva hacia los otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.