Mayte Barrera estrena La Covancha

La Covancha es ese lugar de tu infancia que huele a rosquillas y a café recién hecho, donde tu abuela te enseñaba a amasar y tu madre a freír.

En un espacio aséptico como una sala de teatro, queremos generar a través de los sentidos ese viaje hacia ese lugar que un día dejaste y al que siempre quieres volver.

A través del rito y de lo artesanal, volverás a casa y podrás abrir tu álbum de fotos familiar para desentrañar esos gestos y volver a ver esa mirada, la que consuela y abriga.

La Covancha es un culto a lo pequeño, a lo cotidiano, a todo aquello que podemos agarrar con las manos. Es la insaciable búsqueda entre los recuerdos.

Es ese mapa generacional que crea nuestra memoria y se va perpetuando en el tiempo.

Fotografía: Luz Soria

Mayte Barrera presenta su primera creación bajo el título La Covancha, una autoficción convertida en obra de teatro. Su nombre inventado alude a la casa de comidas heredada en cuyo recuerdo en presente elabora una receta familiar que comparte con el público. Los ingredientes se empezarán a mezclar el próximo 3 de abril y se amasarán a buen ritmo durante todos los domingos del mes en funciones matinales en El Umbral de Primavera.

En este cocinado colectivo a fuego lento, Irene Serrano y Jesús Barranco son la actriz y el actor que podremos encontrar entre fogones. Estos dos protagonistas van dando forma y endulzando un viaje hacia ese lugar que un día dejamos y al que siempre queremos volver. Esta es una propuesta con una invitación clara a volver a casa, a abrir tu álbum de fotos familiar y a reencontrarte con ese gesto o esa mirada, esos detalles del pasado que aún tienen el poder de consolar y de abrigar.

Fotografía: Luz Soria

En su proceso de horneado, y a través del rito y de lo artesanal, esta pieza reposa sobre la forma en la que nos cuidaron aquellas personas que ya no nos acompañan hoy y sobre la herencia en forma de receta, de restaurante, de un canto compartido o de una antigua historia de amor de la que procedemos. También es una oportunidad para poder decir adiós, para aprender a hablar del duelo y para afrontar el futuro con esperanza, por todos los momentos cotidianos que quedan aún por construir.

“Sueño con tejer una red de recuerdos compartidos entre el equipo y el público, ya que sin los espectadores la pieza no ocurriría. Nuestro objetivo como equipo es generar comunidad y conectar con un rito, el de juntarnos en un teatro, pero también con el que se crea en una cocina o en un espacio familiar”, comenta la joven creadora Mayte Barrera, quien asume su primera dirección teatral y da un paso más en su experiencia escénica desde que, en 2008, comenzara su andadura como ayudante de dirección, ayudante de producción y regiduría en diferentes montajes y compañías teatrales. Además, desde 2016 forma parte de la productora Bella Batalla, capitaneada por Nacho Aldeguer, y desde 2018 es la ayudante de dirección de la compañía [los números imaginarios], liderada por Carlos Tuñón.

La Covancha es ese lugar de cada infancia recreado cada domingo de abril en El Umbral de Primavera a las 12:30 h. Los trucos para unas rosquillas tiernas y jugosas son el cariño y el trabajo aportados por la ayudantía de dirección y la jefatura de producción de Rosel Murillo Lechuga, la asesoría de dramaturgia y dirección de Luis Sorolla, la escenografía y vestuario de Paola de Diego, la iluminación de Rocío Sánchez Prado, el espacio sonoro de Nacho Bilbao, el vídeo de Ales Alcalde, la fotografía de Luz Soria, la asesoría de [los números imaginarios] y la producción de la propia Mayte Barrera en colaboración con Bella Batalla.

Please wait while flipbook is loading. For more related info, FAQs and issues please refer to DearFlip WordPress Flipbook Plugin Help documentation.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.