Vorágine

  

 SI TU SOMBRA SOSPECHARA QUE NO EXISTO;
 cuando ebrio de locuras te lastimes,
 Si no pueden tus contrastes 
 olvidarme,                                         
 y desde la ternura te puedan mis recuerdos.                               
  ACUDE AL TIEMPO DETENIDO DE MIS BRAZOS.
 Existen horas que parecen inconclusas,
 que irán dejándote deseos de encontrarme. 
 Desde que te fuiste, se me antojó esperarte. 
 Aunque no vuelvas. 

Autor:  Anniabetsy Santos 

  

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.