Pan de Limón con Semillas de Amapola

Al abrir el antiguo horno de leña el olor a pan recién hecho acarició el alma de Marina. Cerró los ojos, inspiró lentamente. Olor de infancia. Olor a hogar.

Durante el invierno de 2010, en un pequeño pueblo del interior de Mallorca, Anna y Marina, dos hermanas que fueron separadas en su juventud, se reencuentran para vender una panadería que han heredado de una misteriosa mujer a la que creen no conocer.

Son dos mujeres con vidas muy diferentes. Anna apenas ha salido de la isla y sigue casada con un hombre al que ya no ama. Marina viaja por el mundo trabajando como cooperante de una ONG.

Mientras intentan desentrañar el secreto que encierra su herencia, tendrán que hacer frente a los viejos conflictos familiares, a la vez que intentarán recuperar los años perdidos.

Esta novela es una historia sobre la amistad femenina, sobre secretos guardados y recetas de pan olvidadas. Pero, sobre todo, es la historia de unas mujeres que aprenden a decidir, con libertad, sobre su futuro.

Please wait while flipbook is loading. For more related info, FAQs and issues please refer to DearFlip WordPress Flipbook Plugin Help documentation.

Receta Pan de Limón con Semillas de Amapola

INGREDIENTES

  • Ralladura de 2 limones ecológicos bien limpios (solo la parte amarilla)
  • 30 gr. de semillas de amapola
  • 350 gr. de harina integral (puede ser de espelta)
  • 200 gr. de azúcar moreno
  • 250 ml de leche a temperatura ambiente
  • 200 gr. de mantequilla
  • 3 huevos «L» a temperatura ambiente
  • 1 sobre de gasificante de repostería 16 gr. aprox. (tipo Royal)
  • 1 cucharadita de sal

PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno 180ºC calor arriba y abajo, y forramos un molde rectangular con papel de horno.

Mientras se precalienta el honro derretimos a fuego lento la mantequilla y reservamos fuera del fuego para que se entibie.

Mezclamos la harina, el gasificante y la sal. Reservamos

Batimos bien los huevos con el azúcar y la ralladura de limón, hasta que hayan casi doblado su volumen, aunque no es preciso que blanqueen. Añadimos poco a poco, la mantequilla derretida a la mezcla de huevos, mientras seguimos batiendo, hasta conseguir una mezcla uniforme.

Incorporamos en dos o tres veces la mezcla de harina alternándola con la leche, mezclando bien después de cada incorporación, pero ojo no sobre mezclar.

 Añadimos por último las semillas de amapola en dos o tres veces, procurando repartirlas bien por toda la masa.

Volcamos sobre el molde encamisado y llevamos al horno a media altura durante unos 55-60 minutos, o hasta que, al pinchar en el centro del cake, el palillo salga limpio.

Extraemos del molde y dejamos enfriar sobre una rejilla.

 Y ahora solo nos queda disfrutarlo en el desayuno, la merienda, o cuando nos apetezca una delicia dulce.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.